10 noviembre 2012

El saludable malestar: Niños y porros





«Aunque los porcentajes de consumo de cannabis en el último mes son elevados, el estudio realizado por el EMCDDA y el PNSD Consumo problemático de cannabis en estudiantes españoles de 14-18 años muestra cómo a partir de la aplicación del cuestionario de cribaje del consumo problemático de cannabis (CAST), el 93,2% de los consumidores de cannabis se sitúan en la categoría de "ningún riesgo de abuso", el 6% en un "bajo riesgo de abuso", y sólo el 0,9% en un "alto riesgo de abuso". Estos datos son producto de un proceso de investigación para validar tres escalas de cribaje del consumo de riesgo o problemático de cannabis, por tanto, los datos del estudio del EMCDDA y el PSND, pueden acaecer de fiabilidad psicométrica, pero sirven para ilustrar cómo sólo una minoría de consumidores de cannabis desarrollan problemas.

Estudios etnográficos como el "Observatori de Nous Consums deDrogues", corroboran la baja incidencia de los consumos problemáticos de cannabis.  El Observatori apunta cómo "el consumo de cannabis es propio de la adolescencia tanto por el componente transgresor como por las ganas de ser diferente, aunque solo una minoría desarrolla problemas(…).  A partir de los 20-22 años disminuye el consumo repetitivo de cannabis durante los tiempos formales, reservándose el consumo para los tiempos informales una vez cumplidas las obligaciones diarias (Martínez Oró, et al., 2009)»


David Pere Martínez Oró

El saludable malestar. Análisis crítico de la salud de los adolescentes españoles.

Imagen: The War Against Terror and The War, On Drugs, by Nigel Ayers

2 comentarios:

pringadillo24 dijo...

No se consume cannabis por rebeldía. A riesgo de parecer "simplón",los chavales consumen cannabis porque....el cannabis está de puta madre. Ese es el gran problema.

De adolescente, no tengo consciencia de que empezase por transgedir, sino porque me sentaba muy bien, reía mucho, me deleitaba,me daba gozo.

Entonces...¿cual es la solución?educar no.....porque decir "educar" tiene una connotación de que eso "es malo", y yo no lo percibía así.

Hay que emplear la palabra "concienciar" de que se esperen a cumplir 22 años al menos, y si son 25 años, mejor. Unido a la palabra "compromiso",porque se necesita valor para abstenerse de consumir una droga fantástica que parece hecha por Dios.

DDAA dijo...

Se me pasó tu comentario, Enrique
No todo el mundo gusta del cannabis. Mucha gente lo prueba y no repite y la famosa presión de grupo, exagerada hasta la náusea por los que viven de la exageración, no conseguirá que alguien que aborrezca los efectos de la marihuana la use. Concuerdo contigo en que la principal motivación para usar drogas es hedonista, pero el efecto fruto prohibido también tiene su peso. Y sólo se puede educar en un consumo sensato, que la disuasión no es educación, de la misma forma que la abstinencia sexual no forma parte de la educación sexual porque si te abstienes no la necesitas