20 junio 2005

Crick, el LSD y el descubrimiento de la estructura del ADN

La pícara mirada de un genial científicoHe leído un artículo en la lista de correo de MAPS, publicado el año pasado, en el que se desvelaba que Francis Crick, premio Nobel de Química por su descubrimiento de la estructura molecular del ADN (junto con James Watson), hizo un uso frecuente de dosis bajas de LSD que, según el científico, fue determinante en su descubrimiento de la estructura de doble hélice que caracteriza al ADN. Tal y como confesó Crick a un amigo, tomar LSD para experimentar con diferentes puntos de vista no era en absoluto infrecuente en los círculos científicos de Cambridge en los años cincuenta.

Por si esto fuera poco, Crick fue miembro fundador de un grupo llamado Soma, que en los años sesenta abogaba por la legalización del cannabis, llegando a poner su firma en una carta al periódico británico The Times en la que se hacía un llamamiento a la reforma de las leyes antidroga. Su pertenencia a este grupo fue el detonante de la creación del mayor laboratorio clandestino de LSD en Europa (y uno de los más importantes del mundo), que funcionó desde 1973 hasta su desmantelamiento por la policía en 1977.

libro sobre la Operación Julie en ErowidEn efecto, Crick trabó contacto en Cambridge con David Solomon, un norteamericano amigo de Timothy Leary que se había instalado en Inglaterra con el fin de investigar métodos para la síntesis de THC puro. Atraído por la presencia de Crick, llegó Richard Kemp, un brillante bioquímico que inmediatamente se contagió del entusiasmo psiquedélico de sus amigos y que, al poco, desarrolló un método sencillo y barato para producir LSD en cantidades masivas. A tal fin, Solomon y Kemp montaron un laboratorio en una bucólica granja que, según cálculos de la policía británica tras su desmantelamiento, había producido LSD por valor de 2,5 millones de libras en sus cuatro años escasos de funcionamiento y disponía de productos y material como para fabricar dos millones de dosis.

Thanks to LSD Crick Discovered the "Secret of Life"

No deja de ser curioso que esta estrecha relación del LSD con uno de los descubrimientos más importantes de la historia de la Ciencia no haya suscitado el menor interés de los medios de comunicación nacionales o de los aficionados al tema. En google es imposible encontrar referencias en español a esta apasionante historia.

Por otra parte, y según informa France Presse, el pasado mes de abril se desmanteló en Amsterdam un laboratorio dedicado a la fabricación de LSD que la policía calificó como "el más importante de Europa". Según fuentes policiales, en el laboratorio había LSD por valor de 50 millones de euros, así como material químico para sintetizar decenas de millones de dosis. Es extrañísimo que una noticia de esta importancia haya pasado desapercibida hasta hoy.

La noticia del desmantelamiento en la web del MILDT


2 comentarios:

Tyrexito dijo...

Muy interesante, no sabía lo del choni éste. Lo de mirar desde distintos puntos de vista es bastante importante en muchos apartados de la creación. Normalmente, el trabajo en estado normal aporta todos los datos, pero la solución final al problema a veces se puede encontrar en estados alterados. Se dice que uno de los hermanos Wright encontró la clave final para que su avión pudiera volar en un sueño. En realidad, supongo que lo encontraría en el duermevela que precede al sueño. No recuerdo ahora la letra griega que identifica esa fase del sueño (¿alfa?), pero tiene mucho que ver con el tipo de consciencia psicotrópico. Darío Adanti en ocasiones emplea un método de trabajo parecido para encontrar gags para sus historietas. "Siesta creativa" lo llama él.

DDAA dijo...

Me metí a discutir sobre esto en los foros de 100cia.com, pero la cosa ha degenerado bastante, como se puede comprobar en el hilo:

El papel del LSD en el descubrimiento de la estructura del ADN

En uno de los mensajes que envié cito algunos ejemplos de descubrimientos científicos relacionados con estados alterados de consciencia.

Según este enlace, el estado de duermevela se correspondería más con la fase theta del sueño que con la alpha.